“Quiero delegar pero no sé cómo…” ¿Por dónde empiezo?

 

Los emprendedores que saben qué delegar, a quién, por qué y para qué, son los que consiguen muchos resultados en sus proyectos.

Delegar exitosamente es una habilidad frecuente en el líder de un equipo de trabajo y es sinónimo de crecimiento.

¿Cómo saber qué tareas delegar?

Hay que empezar por preguntarse “¿Qué quiero o puedo delegar?”. Es decir, ¿Cuál es la necesidad  a cubrir?

Puedes delegar tareas repetitivas,  pero también aquellas otras que no es rentable que tú las hagas. Y puede ser que no sea rentable por varias razones: no sabes cómo hacer una tarea, no eres eficiente haciéndolas, o prefieres dedicar ese tiempo en algo aún más rentable- por ejemplo, tomar un café con un potencial cliente-.

Para ello, es conveniente hacer dos listas de tareas.

    1. La primera, una lista de las cosas que te gustan hacer, que puedes o quieres hacer, que sabes cómo hacerlas y además, eres bueno haciéndolas.

 

  1. La segunda, deberá contener las cosas que no te gustan hacer, que no puedes o no quieres- por falta de tiempo, porque te aburren, porque eres muy lento o porque te conviene dedicarte a hacer algo más rentable, etc.- y por ultimo, aquellas que no sabes cómo hacerlas.

La ultima lista de tareas entonces, pueden ser delegadas a alguien idóneo.

Puede ser una persona que está trabajando actualmente contigo y que ya está capacitada para hacerlo. Si no está capacitada, puedes evaluar el costo-beneficio de entrenarla.

Contrariamente, puedes contratar a alguien externo, como por ejemplo, una asistente virtual empresarial y hacerla parte de tu equipo de trabajo.

En el siguiente gráfico se muestra una clasificación de las tareas aptas para ser delegadas.

 

[Haz click en la imagen para verla mejor! :)]


Las asistentes virtuales empresariales, brindan servicios

que normalmente tu deseas delegar, te aconsejan, trabajan por resultados, saben trabajar bajo presión, no se abruman con tareas simultáneas, no necesitan capacitación en la tarea y saben cómo optimizar el tiempo dedicado a cada proyecto. En definitiva, el negocio de una asistente virtual, como freelancer, es lograr la eficiencia y la eficacia necesaria para que su cliente obtenga resultados satisfactorios.

Si no cuentas con empleados aún, y quieres analizar si es conveniente para ti contratar a una asistente puedes calcular cuánto valor tiene tu tiempo. Esto te ayudará a evaluar si es productivo que tu realices una tarea en particular. Si te toma mucho tiempo hacer tareas poco redituables, entonces podrás tomar una buena decisión y emplear a un asistente.

En los próximos artículos veremos qué nivel de responsabilidad puede ser conveniente atribuir a tu asistente virtual empresarial para delegar eficientemente.

¡Muchas gracias y hasta la próxima!