¿Cómo rentabilizar tu tiempo?



La gestión del tiempo es una de las habilidades más importantes que tiene una persona eficaz en su trabajo.

Los resultados se reflejan significativamente en todos los aspectos de nuestros quehaceres diarios, en el trabajo que desempeñamos, los deberes familiares, nuestro cuidado personal y en lo que podemos denominar el disfrute de un “tiempo de calidad” (Quality time).

Y el tiempo es uno de los recursos más maravillosos que nos ha dado la vida, pero lamentablemente es escaso. Definitivamente es un recurso único; no sé puede comprar, no se puede atrapar, detener o acumular. Es lo más valioso que tenemos los individuos, por lo que hay que utilizarlo con el máximo grado de efectividad.

Cómo se utilicen esas 24 hs. determinará el éxito o el fracaso en el logro de los objetivos.

No se trata de trabajar más, sino de trabajar más inteligentemente. Las correctas decisiones sobre lo que debe hacerse evitan la pérdida de valiosos recursos. Debemos tener en cuenta que todo proyecto precisa de una cantidad de tiempo, y no existe otro recurso para sustituir.
Obtendremos mayores beneficios de la gestión de nuestro tiempo, como cualquier otro tipo de gestión, si llevamos a cabo un análisis y una planificación previa.

El valor de tu tiempo

En las empresas, el tiempo de cada persona tiene un costo y un valor susceptible de ser determinado.

¿Sabes el valor monetario de tu tiempo? Haz este ejercicio:

  1. Suma tus sueldos anuales, aguinaldo y beneficios adicionales, divide el importe por 12; el resultado es tu remuneración mensual.
  2. Divide ese monto por el número promedio de horas de trabajo por mes.
  3. Esto te dará “tu valor horario”.

Cada vez que tengas la impresión de malgastar tu tiempo – cuando se realizan tareas que pueden ser delegadas en personas cuyo costo horario es inferior o hacen perder tu tiempo-, hay un valor importante que está siendo desperdiciado. No solamente las horas perdidas sino también- y sobre todo- el valor de los resultados que habrías obtenido en ese lapso.

¿En qué utilizas tu tiempo?

Muchos de nosotros reconocemos que gran parte de nuestro tiempo es malgastado en actividades o tareas que podríamos delegarlas en otras persona.

La única manera conocer cómo podemos rentabilizar nuestro tiempo es analizando cómo lo estamos usando y como consecuencia, podremos reorganizar nuestras actividades de una manera más efectiva.

Para conocer cuál es tu patrón de comportamiento en cuanto a la gestión de tu tiempo, puedes realizarte estas preguntas:

  1. ¿Realizo tareas que podría delegarlas en otra persona?
  2. ¿En qué momento realizo las tareas del grupo 1 (rutinarias)? ¿Cuánto tiempo me lleva?
  3. ¿Generalmente hacer mi trabajo me lleva más tiempo del que me gustaría?
  4. ¿Tengo suficiente tiempo como para dedicarle a ideas innovadoras y creativas que podrían hacer crecer mi negocio?

Encuentra las respuestas a todas estas preguntas para saber qué tan cerca estás de tu patrón ideal 60:25:15 en la distribución de tu tiempo.

Si encuentras que ocupas mucho tiempo en un grupo de tareas, trabaja en cómo podrías reorganizar tu agenda diaria para distribuir tu tiempo de manera más efectiva.

Por ejemplo, si encuentras que alguna tarea puede ser realizada fácilmente por tu asistente virtual, delégalo.

De esta manera podrás concentrar tu energía en aquellas tareas que son importantes para tu negocio y que no te llevan demasiado tiempo realizarlas.

Analiza cómo utilizas tu tiempo

Una vez que te hayas replanteado en qué estas usando tu tiempo, existen diferentes tácticas que puedes implementar para hacer un análisis intensivo, por ejemplo:

  • Haz una lista con todo lo que hay que hacer (To Do List), haz lo que puedas y actualízalo varias veces en el día.
  • Lleva un registro del tiempo de esas tareas, y analiza de manera constructiva como podrías mejorar para ser más eficiente.
  • Para saber qué tareas en tu negocio son aptas para delegar, clasifica todas las tareas anteriores en cuatro columnas: las que te gusta hacer, las que puedes hacer, las que sabes cómo hacerlas y que además eres bueno haciéndolas.  🙂

En los próximos artículos estaremos estudiando cómo podemos aplicar lo anterior para ser aún más productivos, delegar efectivamente y de esta manera rentabilizar nuestro tiempo.

¡Hasta la próxima!

@ValeriaAyala

Fuente: Time Management Skills At Work y La importancia del tiempo. Revista Magazine S&N.